12 Oct

Aunque el iPhone 7 no tiene grandes cambios en su parte exterior, incorpora algunas importantes novedades en su interior.

Entre las novedades más notables: la resistencia al agua; la carencia del conector de audífonos tradicional de 3.5mm, una nueva cámara, una pantalla un poco más brillante, bocinas estéreo, dos nuevos colores negros (Black y Jet Black), un nuevo botón de Inicio y una actualización a sus especificaciones que promete ofrecer un mejor desempeño en comparación de sus predecesores.

1- Pantalla: brillar ajustando en números, pero no en marcos

Es el iPhone número 7 y es la séptima generación de teléfonos de Apple que monta una de sus pantallas Retina, que en este caso se corresponde con un panel de 4,7 pulgadas IPS con una resolución de 1.334 x 750 píxeles(unos 326 píxeles por pulgada). Aquí la casa es también conservadora y ahorradora en píxeles, sobre todo con la guerra por las “K” que vivimos actualmente en cuanto a resolución, quedando más cerca del HD (1280 x 720), pero en cuanto a esto la experiencia es buena.

El brillo máximo es de 625 nits (según Apple, el mayor hasta ahora), algo que más allá de la cifra es satisfactorio en todas las situaciones, incluso bajo el sol (la prueba real de esta característica). Pero aquí hay una salvedad: el ajuste de brillo automático no funciona como debería, y en ocasiones experimenta retrasos en la adaptación, ya sea al pasar a un contexto con menos luz o al contrario. Siendo suficiente el brillo en exteriores, y por precedentes, es algo que probablemente se soluciona por software.

Algo que ha mejorado con respecto a los anteriores terminales de pantallas con mismas dimensiones y resolución es el soporte de colores, dado que en este caso, como reza la web, en esta ocasión cuenta con el nuevo gamut Wide Color P3 (o DCI-P3). Tecnicismos a parte (y como hicimos en el caso del del iPhone 7 Plus, tenéis el análisis específico de la pantalla de Display Mate, con mayor detalle y su parecer), lo que esto significa en la práctica es hay una mayor gama de colores (de hecho, hay dos, sRGB y P3) y, por tanto, más realismo. De ahí que sea algo a valorar sobre todo en contenido multimedia.

2- Rendimiento óptimo

Otra particularidad de Apple que se ha mantenido en esta edición de sus teléfonos es que sigue sin entrar en la guerra de la RAM, así como de los núcleos o cores. Tanto en el Plus como en éste tenemos el chip de la casa A10 Fusion, un procesador de cuatro núcleos (dos a alto rendimiento y otros a más bajo) acompañado del coprocesador M10, encargado de recoger los datos de los sensores en relación al movimiento.

Como decíamos, en este caso tenemos 2 GB de RAM, y no 3 como en el mayor. Número a parte, el teléfono va muy fluido a la hora de abrir apps (sean más o menos pesadas), las transiciones entre páginas o la multitarea, si bien la de iOS no destaca desde su cambio en iOS 7 por ser demasiado ligera. Nada de lag ni siquiera al abrir apps que en iPhones inferiores se arrastran un poco con el nuevo sistema como es el caso de Snapchat, ni tampoco a la hora de responder a la interacción por presión del 3D Touch, mostrando los menús contextuales al instante.

En lo único que sí hemos detectado algo de lentitud es en la respuesta al teclado, si bien es algo que hemos percibido en varios terminales de Apple tras la actualización a iOS 10. Esta nueva versión incorpora novedades como caracteres Emoji en la predicción y soporte bilingüe automático para la misma. Puede que el añadir estas mejoras hayan influido en que cada tap dure algo más, experimentando una escritura más lenta.

Compra ahora el iPhone 7 en la tienda de BsOnline

3- Doble cámara

Así, el iPhone 7 dispone de una lente única con un sensor de 12 megapíxeles y apertura de f/1.8 con estabilizador óptico de imagen(OIS). El flash ha pasado de dos tonos a cuatro, con grabación de vídeo en 4K a 30 fps, pudiendo hacer fotografías de 8 megapíxeles mientras se hacen tomas de vídeo a esta resolución.

El añadir el estabilizador es uno de los aspectos que más se nota en la mejora con respecto a anteriores modelos

Más allá de los megapíxeles, guerra que parece haber pasado a un segundo plano, empezaba a ser bastante desconcertante el hecho de que la versión pequeña de los iPhone no incluyese OIS. De hecho es uno de los aspectos que más se nota en la mejora con respecto a anteriores modelos: si bien de noche era casi donde más se necesitaba, en el vídeo la mejora es bastante llamativa.

4- Batería: aspirando a lo más alto, pero quedando a la mitad

iOS ya da alguna pista más sobre el consumo, aunque sigue siendo algo parco con respecto a Android y a lo que sus apps o las del jailbreak dan a conocer. Pese a esto, nos podemos hacer una idea con las horas entre una carga y otra y las horas de pantalla. Este iPhone era bastante ambicioso y aspira, según Apple, con sus 1.960 mAh a tener una hora más de autonomía que un 6s Plus (con 2.750 mAh). ¿Lo consigue?

El iPhone 7 no tiene una mala autonomía, pero lo habitual es que no pase de las 25 horas de actividad

Si tomamos como referencia lo que obteníamos con éste al analizarlo, la respuesta es no. El iPhone 7 no tiene una mala autonomía, pero lo habitual es que no pase de las 25 horas de actividad. En días intensos la cifra baja a unas 16 horas. ¿En qué se traduce esto? En que en un día de uso intensivo y horas en conexión de datos (redes sociales, cámara, música y entre 4-5 horas de datos) lo más probable es que no nos aguante hasta casa.

Diseño resistente al agua

El iPhone es resistente a las salpicaduras, el agua y el polvo, y fue probado en condiciones de laboratorio controladas, con una clasificación IP67 según la norma IEC 60529. La resistencia a las salpicaduras, el agua y el polvo no es una condición permanente y podría disminuir como consecuencia del uso normal. La garantía no cubre el daño producido por líquidos.

Para prevenir el daño por líquidos, evita lo siguiente:

  • Nadar o ducharte con el iPhone.
  • Exponer el iPhone al agua a presión o al agua a altas velocidades, como cuando te duchas; practicas esquí acuático, wakeboard o surf; andas en una moto acuática, etc.
  • Usar el iPhone en un sauna o una sala de vapor.
  • Sumergir intencionalmente el iPhone en el agua.
  • Usar el iPhone fuera de los rangos de temperatura sugeridos o en condiciones de extrema humedad.
  • Dejar caer el iPhone o exponerlo a otros impactos.
  • Desarmar el iPhone, lo que incluye quitar los tornillos.

Reduce al mínimo la exposición del iPhone a jabón, detergente, ácidos o alimentos ácidos, y a cualquier tipo de líquido (por ejemplo, agua salada, agua con jabón, agua de piscina, perfume, repelente para insectos, lociones, protector solar, aceite, productos para eliminar el adhesivo, tintura y solventes). Si el iPhone entra en contacto con una de estas sustancias, sigue las instrucciones para limpiar el iPhone.

Lecturas recomendadas 

Lee iPhone 6 características y especificaciones 

Lee Samsung Galaxy S7 vs iPhone 6s, ¿Cuál es mejor smartphone?

Deja un comentario